Los ladrillos duros como la piedra ...
tienen un tacto suave
y un olor misterioso
a aceite de linaza.

Composición
Los ladrillos Anker están compuestos por arena de cuarzo, aceite de linaza, pigmentos y creta, y esto desde hace más de 125 años. El empleo de materiales 100% naturales garantiza el cumplimiento de rigurosos criterios ecológicos.  

Mezcla
Los materiales naturales cuidadosamente escogidos se mezclan en grandes barriles para formar un polvo oleoso y de color, con un suave olor a aceite de linaza.

Prensado
La masa se prensa en moldes fabricados a partir de diseños originales y moldes antiguos a una presión muy alta: cuatro ladrillos a la vez con prensas hidráulicas modernas o ladrillo por ladrillo con prensas manuales.

Secado
Puestos sobre grandes bandejas, los ladrillos Anker se secan a 110°C. A continuación se hace un control del tamaño y de la posible existencia de fisuras.

Control de calidad
Para garantizar la calidad máxima, cada ladrillo se somete a un riguroso control de calidad y medido a mano con un calibre de medida. El límite de tolerancia es de unos 1/10 de milímetro.

Selección
Finalmente, los ladrillos Anker se colocan en los diferentes juegos y distribuidos por todo el mundo.