03_Geschichte.jpgLa fábrica Anker en Rudolstadt
El sello de la ardilla roja
El nacimiento de los ladrillos AnkerDado que el genio creador de los hermanos Lilienthal es mayor que su capacidad para el negocio, se acumulan grandes deudas y venden la receta para la fabricación de sus ladrillos al gran empresario Richter.
En 1881, el fabricante construye un edificio nuevo en Rudolstadt destinado a la fabricación de los «ladrillos Anker de Richter». Al mismo tiempo, establece un centro artístico donde artistas, ilustradores y arquitectos elaboran los diseños de los juegos de construcción, y crea el primer juego sistemático del mundo.
Primero se comercializa bajo el nombre de «juegos de construcción patentados» y el sello de una ardilla roja. Es el comienzo de la marcha triunfal de los ladrillos Anker.